Publicado: 13 de Abril de 2015

Adaptar los recursos energéticos a la nueva estación puede ayudar a ahorrar en las facturas de gas y electricidad. Aprovecha estos primeros días de primavera para adaptar tu casa al buen tiempo que viene. 

La clave principal está en aprovechar al máximo las horas de sol corriendo las cortinas y levantando las persianas para reducir el uso de la calefacción.

Además de esto te damos cinco consejos que debes poner en práctica:

1. Apaga los aparatos eléctricos que ya no utilices (calefactor, deshumidificador, etc.)

2. Apuesta por la iluminación LED (ahorra energía y genera menos calor en el ambiente)

3. Vigila el termostato (baja o apaga la calefacción, cada grado supone hasta un 7% de ahorro de energía)

4. Baja la temperatura del agua (deja los grifos en posición de agua fría y regula el calentador a un máximo de 50º)

5. Prepara el aire acondicionado (revísalo para que no se caliente y sea eficiente)