Publicado: 9 de Marzo de 2015

Con el comienzo de año, el precio de la electricidad se ha incrementado un 3% para todos los consumidores, no solo para los que están acogidos al Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC) sino para los que pertenecen al mercado liberalizado. Por este motivo, debemos buscar la forma de abaratar la factura de la luz, lo cual podemos conseguir de la siguiente manera:

• Reducir la potencia contratada: En este punto, la clave está en dar con la potencia justa que uno necesita sin excederse demasiado para evitar gastos innecesarios en el término fijo.  La tramitación se efectúa en un plazo de 15 a 20 días hábiles, conlleva un coste de 9,04€ + IVA por los derechos de enganche y se paga a la distribuidora a través de la próxima factura de electricidad.

• Cambiar de compañía eléctrica: Un comparador de electricidad se encarga gratuitamente de iniciar una búsqueda de todas las ofertas, basándose en datos como el consumo anual generado, la potencia eléctrica contratada, las características de la vivienda o el número de personas que habitan en ella. Valorando todas las ofertas del mercado puedes ver si te compensa el cambio de compañía. Ten en cuenta los siguientes aspectos:

-  Contrato sin permanencia.

-  Descuento aplicado de manera indefinida.

-  Sin obligación de contratar un servicio de mantenimiento.

-  Precio económico antes de aplicarse cualquier tipo de descuento.

• Disminuir el consumo de electricidad: Además de lo anteriormente descrito se puede bajar el importe de la factura reduciendo el consumo mediante el cambio de bombillas convencionales por otras de bajo consumo, apagar siempre los aparatos eléctricos sin dejarlos en stand by, optar por programas de agua fría al lavar en lavadora y lavavajillas, si la calefacción es eléctrica aprovechar la discriminación horaria y aprovechar el calor residual para terminar de cocinar.